Maloclusión y encías

INFORMACIÓN CLARA SOBRE LOS DIENTES TORCIDOS

CÓMO MEJORAR LA HIGIENE BUCAL Y REDUCIR EL RIESGO DE ENFERMEDADES PERIODONTALES 

¿POR QUÉ SON UN PROBLEMA LOS DIENTES TORCIDOS?

La mala alineación de los dientes de la boca crea lo que los dentistas llaman “maloclusión”. Si no se trata, la maloclusión puede conducir a una mala higiene bucal y provocar enfermedades periodontales así como crear tensiones anormales en los dientes y mandíbulas, lo que lleva a un desgaste prematuro.

¿QUÉ TIPO DE MALOCLUSIÓN TIENE?

Estos son algunos de los problemas potenciales:

APIÑAMIENTO

– Acumulación de placa y sarro.

– Nido de bacterias periodontales peligrosas.

– Riesgo de enfermedades periodontales y pérdida de dientes y hueso.

ESPACIADO

 – Acumulación de comida entre los dientes.

– Riesgo de dolor y pérdida de firmeza en las encías.

– Riesgo de enfermedades periodontales.

MORDIDA PROFUNDA

-Dientes delanteros inferiores con una prominencia excesiva que puede dañar el paladar.

– Desgaste prematuro y astillamiento de los dientes delanteros inferiores

 MORDIDA CRUZADA

– Desgaste prematuro de los dientes y riesgo de astillamiento.

– Abfracción: pequeña muesca en el diente a la altura del borde de la encía.

– Enfermedades periodontales, pérdida de dientes y de hueso.

RESALTE EXCESIVO

– Dientes delanteros astillados o fracturados.

– Traumatismo en los dientes delanteros.

OCLUSIÓN BORDE A BORDE 

– Riesgo de astillamiento y rotura de los dientes.

– Dolor en la articulación mandibular.

– Dientes delanteros inferiores acortados o desgastados.

– Traumatismo en los dientes delanteros.

MORDIDA ABIERTA 

– Abfracción: pequeña muesca en el diente a la altura del borde de la encía

– Retracción de las encías, dientes sueltos y pérdida de hueso

– Desgaste excesivo y prematuro de los dientes posteriores

UN RIESGO POTENCIAL PARA LA SALUD

Si no se trata a tiempo, la maloclusión puede originar enfermedades periodontales y un desgaste prematuro de los dientes que puede empeorar con el tiempo e incluso terminar con la perdida de dientes. Las enfermedades periodontales también pueden aumentar el riesgo de aterosclerosis (endurecimiento de las arterias).

MALOCLUSIÓN Y ENFERMEDADES PERIODONTALES

La maloclusión afecta a un porcentaje de entre el 40 y el 76% de los adultos en Europa Occidental*. Si tiene maloclusión, su salud periodontal se puede ver afectada, porque resulta difícil eliminar la placa cuando los dientes no se encuentran alineados. La enfermedad periodontal puede empezar por un enrojecimiento de la encía o el sangrado durante el cepillado de los dientes o el uso de hilo dental. Además, puede notar halitosis (mal aliento). Si no se trata, la inflamación de las encías puede empeorar, provocando daños en el tejido blando, una retracción de las encías, la formación de bolsas entre los dientes y las encías, la pérdida de hueso y, en última instancia, la caída de los dientes.

PROGRESIÓN DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL

Cuando los dientes se encuentran apiñados, las dañinas bacterias de la placa pueden atacar la superficie del diente hasta la parte inferior de la bolsa. Debido a la dificultad de cepillarse y usar el hilo dental en las zonas con apiñamiento puede resultar complicado eliminar la placa de las mismas. Las bacterias pueden hacer que el tejido gingival que rodea al diente se deteriore y, si no se recibe el tratamiento adecuado, pueden provocar una pérdida ósea.

ENCÍAS SANAS

GINGIVITIS

PERIODONTITIS

PERIODONTITIS AVANZADA

DESGASTE Y TRAUMATISMO

Los dientes mal alineados también pueden generar unas tensiones y una presión no naturales sobre los demás dientes y las mandíbulas. En los dientes sometidos a una presión excesiva pueden producirse astillamientos y muescas a la altura del borde de la encía. Esto último se conoce como abfracción. El desgaste prematuro puede derivar en un soporte insuficiente de la raíz, el aflojamiento de dientes y, en última instancia, su caída.

MALOCLUSIÓN: UN RIESGO PARA LA SALUD

Si no se tratan, las inferciones periodontales agudas pueden aumentar el riesgo de afecciones de origen aterosclerótico, como las enfermedades con complicaciones de la diabetes, problemas durante el embarazo y enfermedades respiratorias.

PROBLEMAS SISTÉMICOS

1.- Las bacterias forman una capa bajo las encías, especialmente cuando los dientes no están correctamente alineados. Como consecuencia de ello, se forman bolsas gingivales, que acumulan más bacterias y residuos.

2.- Las bacterias inflaman el tejido gingival y matan las células que lo componen, de modo que pueden invadir el tejido conjuntivo y los vasos sanguíneos.

3.- El sistema inmunitario crea glóbulos blancos y proteínas para luchar contra la inflamación.

4.- La combinación de bacterias, toxinas, glóbulos blancos y proteínas de fase aguda daña las células que recubren las arterias coronarias, lo que conduce a la formación de placas de ateroma y provoca un endurecimiento de las arterias.

UNOS DIENTES ENDEREZADOS SON UNOS DIENTES MÁS SANOS

Unos dientes enderezados y alineados correctamente pueden ayudar a evitar los efectos negativos de las enfermedades periodontales.

UNAS ENCÍAS MÁS SANAS

Los dientes alineados correctamente se pueden cepillar y limpiar con el hilo dental con mayor facilidad que los dientes apiñados o torcidos. Además unos dientes colocados correctamente pueden contribuir a que las encias “se ajusten” mejor a su contorno, lo que a su vez puede derivar en una mayor salud periodontal.

UNA MAYOR HIGIENE

Con una buena higiene bucal, se reducen las posibilidades de sufrir retención de placa, caries y enfermedad periodontal.

UN MENOR RIESGO DE DESGASTE ANÓMALO Y TRAUMATISMO

Unos dientes alineados correctamente también reducen el riesgo de tener que someterse a intervenciones costosas para reparar los efectos de unas fuerzas anormales, como serían el astillamiento, la rotura o el desgaste de los dientes. Además generan menores tensiones en el hueso y las articulaciones mandibulares.

UNA SENCILLA SOLUCIÓN

El enderezamiento de los dientes puede marcar una gran diferencia y contribuir al mantenimiento de una boca sana y la conservación de los dientes para el resto de su vida. Pregunte a su odontólogo sobre la posibilidad de enderezar los dientes con Invisalign, un conjunto de aligners transparentes que se fabrican de forma personalizada para enderezar progresivamente los dientes y que permiten mantener una higiene bucal adecuada, contribuyendo así a la conservación de un a boca sana durante el tratamiento. Emprenda ya el camino hacia una boca sana: pregunte por el tratamiento Invisalign.